¿A veces algunas amistades, o familiares, os hacen sentir como talibanes de lo saludable, que privan a sus retoños de un yogur de sabores, de una galleta, o de unas golosinas? Total… con moderación no pasa nada… A nosotros nos pasa, y es lo que deben de pensar tantas personas con las que interactuamos en las escuelas de nuestras hijas e hijos, cuando realizamos talleres, o compartimos materiales de sensibilización o motivación.

Pero ese complejo del “pesados o la pesadas de las verduras” se nos evapora rápidamente cuando nos encontramos artículos, como este de el diario.es, que recogen la opinión de especialistas de la nutrición y dietética (otras veces ocasiones compendian publicaciones científicas) que transmiten la dimensión y gravedad de las cifras actuales de obesidad y sobrepeso (de mayores, pero también de peques).

Este artículo que os recomendamos hoy incide además en aspectos muy relevantes, como la componente de clase tan evidente de la mala alimentación, o lo perverso de los mensajes tipo “se puede comer de todo con moderación”, que todavía lanza muchos profesionales sanitarios -no especializados en dietética- y educativos, a pesar de vivir rodeados de alimentos procesados y sus múltiples publicidades.

Clikad AQUÍ para leer el artículo completo.