Probablemente formes parte del grupo de personas conocido como climatarians. Así se llama a quienes “eligen qué comer de acuerdo con lo que es menos perjudicial para el medio ambiente”, según la definición del Cambridge Dictionary británico.

Buena vida, el suplemento del diario El País que incluye contenidos sobre salud, nutrición o medio ambiente, nos acerca este término en un reciente artículo titulado Ni vegano ni omnívoro: para ser respetuoso con el planeta hay que comer como un ‘climatarian’.

El consumo de alimentos de temporada, cercanía, ecológicos, la reducción del consumo de alimentos de origen animal, evitar envases desechables o minimizar el desperdicio de alimentos son algunas de las claves -respaldadas por enlaces a publicaciones científicas- que recoge el artículo para una dieta que reduzca la degradación ambiental y contribuya a frenar la emergencia climática.

Criterios que precisamente están incorporando cada vez más centros educativos en sus comedores escolares. En las secciones de Materiales didácticos y Otros recursos prácticos de este blog encontrarás recursos muy útiles para que la alimentación en tu escuela o colegio también sea climatarian. Y es que comiendo también podemos enfriar el planeta. ¡Buen provecho!